Trabajo, profesión y estudios

Foto: Volker Lannert
Zwei Männer im Gespräch (Foto: Volker Lannert)

El trabajo es una parte importante de la vida. La actividad profesional sirve para ganarse la vida y proteger a la familia. Pero el trabajo significa todavía más cosas: confiere reconocimiento social, estima e identidad. Idealmente, el trabajo hace feliz cuando resalta las habilidades personales y permite seguir desarrollándose.

Entrada mediante un título escolar y una formación profesional

Un título escolar es el primer requisito para entrar en el mundo del trabajo. Incluso cuando a uno no le guste estudiar, debería por lo menos acabar la Hauptschule. A las personas jóvenes tan solo se les abre el camino a una formación profesional atractiva si detienen un título escolar.

Igualdad de derechos laborales

El Estado incentiva la igualdad de derechos y la conciliación de la vida familiar y laboral mediante un sin fin de ofertas, por ejemplo, con el Elterngeld (cheque-bebé). Las mujeres y los hombres deberían reincorporarse lo más fácilmente posible en el trabajo tras las vacaciones por maternidad (Babyzeit) o la baja por maternidad o paternidad (Elternzeit).

Formarse a lo largo de toda la vida

Hoy en día las personas ya no suelen mantener durante toda la vida la misma ocupación profesional. De ahí la importancia de “formarse a lo largo de toda la vida” mediante formaciones continuas y de perfeccionamiento, estudios en las Hochschulen (centros de enseñanza superior) y en las Fachhochschulen (escuelas técnicas superiores), mediante estudios autodidácticos y recabando continuamente información sobre los avances en nuestro campo profesional.

El camino al permiso de trabajo

Los ciudadanos y ciudadanas de otros países de la Unión Europea pueden aceptar cualquier puesto de trabajo y no necesitan para ello ningún permiso. Disfrutan del derecho de libre circulación.

El resto de extranjeros y extranjeras (es decir, todos los ciudadanos que no pertenezcan a la UE) no solo necesitan un permiso de residencia, sino también un permiso de trabajo para aceptar un empleo o registrar un negocio. Este permiso se llama por ley “Beschäftigungserlaubnis“ (permiso de trabajo). En ciertos permisos de residencia (por ejemplo, en el Niederlassungserlaubnis [Permiso de establecimiento]) ya está incluido el permiso de trabajo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los ciudadanos y ciudadanas que no pertenezcan a la UE  primero lo tienen que pedir ante la Oficina de Extranjería. Junto a la solicitud se debe presentar un contrato de trabajo o un certificado del futuro empleador. Se puede concertar una cita para la Oficina de Extranjería a través de internet o por teléfono. Encontrará información más detallada en el punto del menú “Residencia y naturalización”.

 Imprimir esta página

Búsqueda

Download zum Thema:

[Previous Month] octubre 2017 [Next Month]
lu ma mi ju vi do
39 25 26 27 28 29 30 1
40 2 3 4 5 6 7 8
41 9 10 11 12 13 14 15
42 16 17 18 19 20 21 22
43 23 24 25 26 27 28 29
44 30 31 1 2 3 4 5